top of page
Search

Navegando por el espectro: reconociendo signos de autismo en niños.

Updated: Jan 24

Al iniciar un nuevo año, es fundamental crear conciencia sobre diversos aspectos de la salud y el bienestar. Un tema crucial que merece atención es el trastorno del espectro autista (TEA), una condición del desarrollo que afecta a los individuos de manera diferente. Reconocer los signos del autismo desde el principio es vital para brindar apoyo e intervención oportunos. En este blog, exploraremos los hitos del desarrollo y los comportamientos que pueden indicar la presencia de autismo en los niños.


A los 6 meses: A la tierna edad de seis meses, la mayoría de los bebés iluminan el mundo con grandes sonrisas y expresiones atractivas. Sin embargo, para algunos, estos gestos cálidos pueden ser pocos o incluso inexistentes. El contacto visual limitado, una forma de comunicación sutil, pero crucial, podría ser otro indicador que merece atención.


A los 9 meses: Alrededor de los nueve meses, los bebés suelen compartir sonidos, sonrisas y expresiones faciales de un lado a otro, creando una hermosa danza de comunicación. Sin embargo, los niños en el espectro del autismo pueden mostrar poca o ninguna participación en este intercambio, lo que genera preocupaciones sobre su desarrollo social y emocional.


A los 12 meses: el primer año de vida de un niño está marcado por el balbuceo, una deliciosa sinfonía de sonidos que fortalece las bases para el desarrollo del lenguaje. Sin embargo, algunos niños con autismo pueden mostrar poco o ningún balbuceo. Además, la ausencia de gestos de ida y vuelta, como señalar o saludar, y la falta de respuesta a su propio nombre podrían indicar posibles diferencias en el desarrollo.


A los 16 meses: el desarrollo del lenguaje adopta diversas formas en la primera infancia y, a los 16 meses, la mayoría de los niños pequeños comienzan a pronunciar sus primeras palabras. Para los niños en el espectro del autismo, este hito puede retrasarse o no estar presente, lo que requiere una mayor conciencia y atención.on.


A los 24 meses: A medida que los niños pequeños avanzan hacia el segundo año de vida, la aparición de frases significativas de dos palabras se convierte en un sello distintivo del desarrollo del lenguaje. Sin embargo, los niños con autismo pueden utilizar muy pocas o ninguna de estas frases, lo que los diferencia de sus compañeros.


A cualquier edad: Independientemente de la edad, ciertos comportamientos pueden persistir o surgir, lo que indica la posibilidad de un trastorno del espectro autista. Estos signos incluyen la pérdida de habilidades sociales o del habla previamente adquiridas, evitación del contacto visual, preferencia persistente por la soledad, dificultad para comprender los sentimientos de los demás, retraso en el desarrollo del lenguaje, ecolalia (repetición de palabras o frases), resistencia a cambios menores en la rutina y exhibir intereses restringidos o comportamientos repetitivos (como aletear, mecerse o girar). Reacciones inusuales e intensas a sonidos, olores, sabores, texturas, luces y colores son aspectos adicionales que se pueden observar.


Reconocer los primeros signos del autismo es crucial para promover la intervención y el apoyo tempranos. Si bien las diferencias de desarrollo varían ampliamente, mantenerse alerta e informado sobre estos posibles indicadores permite a los padres, cuidadores y educadores navegar por el espectro con sensibilidad y comprensión. Al recibir el nuevo año, fomentemos una comunidad informada, compasiva y comprometida a apoyar a las personas con autismo en sus viajes únicos.

0 views0 comments

Comments


bottom of page