top of page
Search

Cómo preservar la salud bucal en niños con autismo

El Mes Nacional de la Salud Dental Infantil, que se celebra en febrero, arroja luz sobre los desafíos que enfrentan los niños al mantener una higiene bucal adecuada, especialmente aquellos con trastornos del espectro autista. El cuidado dental es esencial, considerando los riesgos potenciales de acumulación de placa, infecciones y otros problemas de salud graves. Exploraremos algunas estrategias para apoyar la salud bucal de niños con autismo, mitigando las dificultades asociadas.


Desafíos de higiene bucal para niños con autismo


Mantener una buena higiene dental puede ser exigente para cualquier niño y presenta desafíos únicos para los niños con autismo debido a la mayor sensibilidad sensorial. Las sensaciones que acompañan al cepillado de los dientes pueden desencadenar sensibilidades gustativas, auditivas, táctiles o combinadas en estos niños. Además, los niños con autismo pueden tener dificultades para comunicar cualquier malestar en los dientes o las encías, lo que agrava los desafíos. Esto puede provocar estrés y un aumento de los problemas de comportamiento.



Bright Start Therapy


Estrategias efectivas para cultivar hábitos de higiene dental en los niños


1. **Familiarizándose con el cepillo de dientes**: Introduzca gradualmente a su hijo la sensación del cepillo de dientes en la boca. Empiece por permitirles que se sientan cómodos con el cepillo de dientes en la boca antes de pasar a cepillarse los dientes. Extienda gradualmente la duración del uso del cepillo de dientes, posiblemente usando un cronómetro para indicar cuándo terminar.


2. **Añadiendo diversión al cepillado de dientes**: Transforme el cepillado de dientes en una actividad familiar para que sea atractivo para su hijo. Cepilla tus dientes simultáneamente como lo hace tu hijo, permitiéndole observar e imitar. Considere cepillos de dientes con música o luces. Mantener una actitud positiva y entusiasmo durante el cepillado también puede hacerlo más agradable.


3. **Análisis de tareas**: Divida el proceso de cepillado de dientes en pasos más pequeños y manejables mediante un análisis de tareas. Cree una lista paso a paso, que incluya actividades como coger el cepillo de dientes, abrir la pasta de dientes, aplicarla en el cepillo, cepillar secciones individuales de los dientes, enjuagar y limpiar el cepillo de dientes. Registre el progreso de su hijo en cada paso para realizar un seguimiento de la mejora.


4. **Desvanecimiento gradual de las indicaciones**: cuando ayude a su hijo en tareas como cepillarse los dientes, utilice las indicaciones con prudencia para evitar resistencia. Puede proporcionar indicaciones físicas o recordatorios verbales según sea necesario. Las indicaciones visuales y las rutinas con imágenes también pueden ayudar a recordárselo a su hijo. Con el tiempo, reduzca el nivel de asistencia para fomentar el cepillado de dientes independiente.


5. **Refuerzo positivo**: Refuerce el comportamiento positivo asociando tareas con experiencias positivas. Ofrezca recompensas o elogios después de sesiones exitosas de cepillado de dientes. Por ejemplo, si su hijo es nuevo en el cepillado de dientes, una recompensa puede ser tan simple como permitirle cepillarse los dientes con agua durante 30 segundos. Para aquellos que ya se cepillan los dientes de forma independiente, cada cepillado exitoso puede seguir un refuerzo.


6. **Sistema de fichas**: Implementar un sistema de fichas como otro medio para reforzar el comportamiento positivo. Los niños ganan fichas, pegatinas o marcas de verificación al completar una tarea como cepillarse los dientes. Los tokens acumulados pueden generar recompensas. Aumente gradualmente las expectativas, como cepillarse los dientes dos veces al día, para fomentar la constancia.


Visitas dentales para niños con autismo


Las visitas al dentista pueden ser un desafío para los niños con autismo, pero las estrategias proactivas pueden facilitar el proceso:


- Elija un dentista pediátrico con experiencia en el trabajo con niños con autismo.

- Informe al dentista sobre las habilidades de comunicación de su hijo, sus sensibilidades sensoriales y las formas de mantenerlo tranquilo.

- Preparar a su hijo para la visita al dentista, explicándole procedimientos e instrumentos.

- Organizar una visita sin tratamiento para familiarizar a su hijo con el consultorio dental.

- Llevar artículos y actividades reconfortantes a la cita.

- Comentar la posibilidad de utilizar anestesia general con el dentista.

- Asegúrese de que el equipo dental permanezca fuera del alcance de su hijo.

- Comparta las tendencias de comportamiento de su hijo con el dentista y el personal para prepararlo en consecuencia.


Dar prioridad a la higiene dental y emplear estas estrategias puede ayudar a los niños con autismo a mantener una salud bucal óptima y reducir el estrés y los desafíos relacionados con la odontología.

2 views0 comments

Comments


bottom of page